Entradas

Primer título de la colección «Literatura Topaketak/Encuentros Literarios»

La Diputación Foral de Bizkaia ha publicado el primer título de su colección Literatura Topaketak / Encuentros Literarios; en concreto, el que corresponde a las conferencias que se celebraron a lo largo de 2017 en la Biblioteca Foral. Desde hace casi diez años, una vez al mes se organizan charlas liteararias en las que escritores vascos desgranan los detalles de su obra. Hasta este año, el autor hablaba sobre su trayectoria o sobre lo último que había publicado. Este año se decidió cambiar el esquema y plantear a cada escritor que disertara sobre un tema que sugiriera el debate con los lectores. Las conferencias se publicarían posterioremente en un libro de cara a la Feria del Libro de Durango.

En este primer volumen hemos participado nueve escritores, cinco en euskera y cuatro en castellano, con reflexiones literarias muy distintas. En euskera, Goizalde Landabaso se planteó un interrogante: «Literatura eta kazetaritza gauza esberdinak ote dira?». Iban Zaldua habló sobre «Euskal literaturaren mitoak»; Leire Bilbao sobre «Poesia versus bertsoa»; Kirmen Uribe sobre «Errealitatea fikzio bihurtu: fikzioarekin egia osatu» y Jabier Kaltzakorta, con motivo del Euskararen eguna, trajo a colación la figura del Olentzero en una charla titulada «Olentzero-eguneko kantak eta mitoa». Por su parte, las charlas en castellano corrieron a cargo de Iván Repila («Hacia una literatura sin coordenadas»), Izaskun Gracia Quintana («La literatura en la distancia») y Esther Zorrozua («El elemento onírico en la narrativa actual»). Mi conferencia trató de un tema del que disfruto: «El yo como objeto literario».

La escritura del autoconocimiento

Cuando miro hacia atrás siempre me veo escribiendo, en mi cuarto, en la biblioteca, en un bar que convertí en mi sede y al que acudía prácticamente a diario. Me colocaba los auriculares y dejaba que la música me apartase del entorno, me aislase en un mundo literario tan personal como todo lo que escribía. Con el tiempo supe que a mucho de lo que yo hacía se le llamaba autoficción, yo ficcionado o etiquetas parecidas. Para mí era sólo una manera de enfrentarme al mundo, de plasmar en la página en blanco todas mis dudas o de convertirme en un personaje alejado de aquel ser aburrido y tímido en el que me había convertido. También en un método de reflexión y autoconocimiento. El 25 de mayo, jueves, con motivo de los Encuentros Literarios / Literatura Topaketak que organiza la Diputación Foral de Bizkaia quise hablar de todo esto, de escritores que aparecían en sus novelas para hablar de sí mismos o de los otros, de autores que han hecho de las egografías su razón de ser. Y de un escritor noruego de nombre impronunciable —Karl Ove Knausgård— que de repente se ha convertido en el gurú de los escritores del yo. Una charla en la que lo importante no fuese uno mismo sino todos los demás. Todavía a día de hoy tenemos que justificar lo que escribimos.