Entradas

Aquella lejana matanza de balleneros vascos

El 22 de abril del pasado año se derogaba en Islandia una ley que permitía matar vascos —promulgada en 1615 por el sheriff local Ari Magnusson—, que desembocaría en lo que se conoce como la «Matanza de los españoles» (Spánverjavígin en islandés), el mayor asesinato en masa cometido en aquella isla. Un hecho histórico muy conocido en Islandia, pero que ha pasado desapercibido totalmente en Euskadi. Este 11 de octubre se preestrenaba en Bilbao el documental Baskavígin: la matanza de los balleneros vascos —dirigido por Aitor Aspe, escrito por Aner Etxebarria y producido por Katixa de Silva—, que recrea la muerte en octubre de hace cuatrocientos años de 31 balleneros vascos, todos ellos guipuzcoanos, en las costas islandesas. Y un día como hoy, 13 de octubre, se conmemoraría el asesinato de Martín de Villafranca, capitán de uno de los barcos, y de 12 marineros.

Más allá del hecho histórico, y de las lagunas que aún quedan por cubrir sobre lo que ocurrió —qué fue de los capitanes Pedro de Aguirre y Esteban de Tellería, y su tripulación, supervivientes de la matanza, de quienes se sabe que lograron zarpar rumbo al País Vasco, pero no si llegaron a sus costas—, Baskavígin supone un gran esfuerzo de reconstrucción histórica. Rodado en Inglaterra, Islandia, Cádiz, Pasajes de San Juan, Azkorri o Madrid, el documental contó con más de doscientas aportaciones a través de micromecenazgo —el pintor Iñaki García Ergüin donó un cuadro sobre la película para ser subastado—, la participación de historiadores (Selma Huxley, Xabier Irujo, José Antonio Azpiazu, Sigurður Sigursveinsson, Michael Barkham, Magnús Rafnsson, Viola Migli), escritores (Tapio Koivukari, Sjón), y todo un elenco de actores que permitieron llevar a buen puerto tan ambicioso proyecto.