Se ha ido otro de los Traveling Wilburys

Cuando he sabido esta mañana el fallecimiento de Tom Petty una idea me ha venido a la cabeza: se ha ido otro de los Traveling Wilburys. Primero fue Roy Orbison, luego George Harrison, ahora Tom Petty. Un músico que citábamos de carrerilla ligado siempre a The Heartbrakers, con los que sacaría su primer disco homónimo nada menos que en 1976. El grupo lideró el rock and roll norteamericano de los ochenta con su estilo acelerado, melodías guitarreras —gracias en parte al guitarrista Mike Campbell, segundo de a bordo y mano derecha de Petty— y letras en las que hablaba de la situación del americano medio, la crisis, sus ilusiones de prosperar. Alcanzó la fama en Estados Unidos donde fue reverenciado y considerado como uno de los grandes músicos del rock al otro lado del Atlántico. En Europa no hubo unanimidad, y menos aún en España, donde fue, quizás, un gran desconocido, sin demasiados temas que alcanzasen las listas de éxitos, a excepción de Learning to fly, I Won´t Back DownFree fallin’. Y formó la que sigue siendo una banda mítica, una broma iniciada al juntarse los hermanos Nelson, Lefty, Otis, Charlie T. y Lucky Wilbury, o lo que es lo mismo, George Harrison, Roy Orbison, Jeff Lynne, Tom Petty y Bob Dylan (casi nada) para grabar la cara B del single This Is Love, del álbum Cloud Nine del ex Beatle.

Tras una comida entre Harrison, Lynne y Roy Orbison, se unieron a Bob Dylan en su estudio de Malibú. Harrison había dejado su guitarra en la casa de Tom Petty, por lo que se pasó a recogerla y aprovechó para llevarse con él al músico. Los cinco compusieron Handle With Careun auténtico bombazo que a la Warner le pareció demasiado bueno para relegarlo a una cara B. Los cinco músicos habían estado tan a gusto tocando juntos que decidieron grabar un álbum completo, compuesto en sólo diez días en la casa de Dave Stewart —otro gran músico de la época—, miembro de Eurythmics, en mayo de 1988. De estas grabaciones saldría Traveling Wilburys Vol. 1.

«Wilbury» era una palabra que Harrison había empleado en la grabación de Cloud Nine cuando algún equipo estaba defectuoso (We’ll bury ‘em in the mix, decía). A partir de ese momento él y Jeff Lynne hablaban de wilburys al referirse a cualquier pequeño error. El término les pareció apropiado para denominar a un grupo nacido fruto de la casualidad. Surgieron así los Traveling Wilburys. Las diez canciones de este primer disco son una muestra de algo que hoy sería casi impensable: hacer buena música rock.

Al poco tiempo moriría Orbison, por lo que el proyecto quedaría cojo, aunque los cuatro miembros restantes grabarían Traveling Wilburys Vol. 3 como homenajeGeorge Harrison falleció en 2001 a los 58 años; Tom Petty lo hizo ayer, de un ataque al corazón. Tenía 66 años. Y me deja con una sensación que me lleva tiempo envolviendo: nos estamos quedando sin referentes musicales.