Poner el punto y final a un relato

Más de una quincena de autores —Miren Agur Meabe, Nerea Riesco, Unai Elorriaga, María Eugenia Salaverri, Irati Jimenez, Óscar Alonso, Katixa Agirre, Álex Oviedo, Goizalde Landabaso, Juan Carlos Márquez, Yurre Ugarte, Esther Zorrozua, Ana Urkiza, Iván Repila, Jasono Osoro, Aixa de la Cruz—, hemos participado en la ocho ediciones que se han celebrado del premio BizkaIdatz, esa iniciativa ideada por la Diputación Foral de Bizkaia, a través de la Biblioteca Foral, en el que dos autores, uno en euskera y otro en castellano, comienzan una historia que los concursantes pueden continuar. En la novena edición, que se presentó una vez más con motivo del Día del Libro el relato en euskera lo firma Karmele Jaio y se titula “Zaunkak”; el de castellano corre a cargo de Alejandro Fernández Aldasoro y tiene por título “Un merluzo de anzuelo”.

Desde que se creó el concurso he tenido la suerte de participar en él, la mayoría de las veces como organizador, algunas como jurado y una como autor. Además he visto ganar o quedar finalista a algunos de los alumnos de los talleres de literatura creativa que imparto en la Asociación Espíritu de la Alhóndiga: en la sexta edición, Elena Fernández (que acaba de autopublicarse con éxito su primera novela Cerezas amargas) obtuvo el primer premio al continuar la historia propuesta por Esther Zorrozua, “Dos anémonas azules”, mientras que Pilar Pallarés quedó finalista ex aequo. Al año siguiente, Andoni Abenójar ganó con su continuación del relato de Iván Repila, “Delito al azar», mientras que Idoia Barrondo hacía lo propio al ganar en euskera con el relato que continuaba el de Ana Urkiza, “Argazki Kamera”. En todas esas ocasiones fue como si me premiaran a mí, al menos así lo sentí cuando me enteré del premio. No se trata de un concurso fácil: no sólo hay que continuar la historia prestada, sino que la extensión supera las dieciséis páginas, y con tal cantidad de páginas no siempre es fácil mantener un buen ritmo. Poner el punto y final al relato convierten BizkaIdatz en uno de los concursos más originales que se organizan en nuestro país.