A Ken Follet le gusta escribir y el buen vino

Noticia de alcance: Ken Follet degustó esta semana un Viña Real de 1949, año de su nacimiento, obsequio de los dueños del restaurante Rekondo de Igeldo, a donde acudió a almorzar. Al autor le acompañaba su mujer y otros cuatro amigos, que aprovecharon sus vacaciones en Biarritz para visitar la capital guipuzcoana. Llovía, pero el autor de Los pilares de la tierra no se inmutó: dijo que él es de Cardiff y que está acostumbrado a la lluvia. Vestía como un caballero, y sus modales eran los de tal.  Además del Viña Real, en la mesa se sirvieron un Clos de L’Obac de 1996, un Viña Tondonia Gran Reserva de 1991 y un Champagne Delamotte Blanc de Blancs del 2007. Elecciones adecuadas para paladares exquisitos.